RECIBIMOS EL SELLO RSA


Ya os contamos que habíamos sido acreditados como empresa socialmente responsable de Aragón. Este certificado reconoce, a través del Instituto Aragonés de Fomento en colaboración con CEOE Aragón, Cepyme Aragón, UGT Aragón y C.C.O.O. Aragón, el compromiso social de las empresas con trabajadores, clientes, proveedores y la sociedad en general.

José Ramón Gracia recogiendo el Sello RSA 2016

El pasado día 20, en la Sala de la Corona del Edificio Pignatelli de Zaragoza tuvo lugar el acto de entrega de los sellos a todas las empresas, autónomos e instituciones sin ánimo de lucro que hemos obtenido este distintivo.

Fue un acto muy gratificante para todos los que obtuvimos este reconocimiento, en el que tanto el Presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán como la Consejera de Economía, Hacienda y Empleo, Marta Gastón pusieron en relieve la importancia para la sociedad que tiene el compromiso social de las empresas.

image2

En A&G estamos comprometidos con el medioambiente. En la imagen, Jose Ignacio Arizón en una de nuestras colaboraciones con el GOO. (Fotografía: Chus Domper)

Todos los esfuerzos que hacemos las empresas socialmente responsables para con nuestros empleados, nuestros proveedores y clientes y en el cuidado del medioambiente redundan en un Aragón mejor y por ende en una sociedad mejor.

Para llegar a obtener este sello, las empresas hemos tenido que ser auditadas en diferentes ámbitos de las prácticas empresariales, tanto internas como externas y conseguirlo supone un paso adelante en el fomento de la excelencia empresarial.

image1

Aspecto de la sala durante el acto. Fotografía @IsabelIniesta via twitter

Durante el acto, se destacó el impulso que supone para Aragón el hecho de que tantas empresas, sobre todo pymes, nos hayamos comprometido con hacer de nuestro trabajo una mejora para la sociedad.

Para Arizón&Gracia supone un orgullo ser reconocidos en nuestra labor diaria, en nuestros procesos y calidad. Porque son 25 años de trabajo excelente, con cientos de clientes satisfechos y con un equipo humano que es quien realmente nos hace mejorar cada día. A partir de ahora, solo podemos mejorar y este es nuestro gran propósito.

Así que desde aquí, queremos dar las gracias a todos los responsables del Plan de Responsabilidad Social de Aragón por el reconocimiento pero sobre todo, a todos los integrantes de Arizón&Gracia que desde el primero al último, con su trabajo diario, lo han hecho posible. Éste es un paso más de los muchos que daremos.

Arizón&Gracia: 25 años de trabajo excelente


En enero de 1992 dos jóvenes emprendedores, Jose Ignacio Arizón y José Ramón Gracia crean una pequeña empresa dedicada a las limpiezas especiales. A base de esfuerzo y trabajo bien hecho comienzan a hacerse un nombre en Huesca y empiezan además a especializarse en trabajos de impermeabilización.

201611171037_0001 201611171038_0001

Con la filosofía de que el trabajo bien hecho, la especialización y la mejora continua son la base del crecimiento, Arizón&Gracia comienza a obtener homologaciones oficiales como instaladores de láminas de PVC y asfálticas. Estas homologaciones certifican que el trabajo de Arizón&Gracia es óptimo y de calidad garantizada. Nos convertimos en líderes en nuestra provincia y en 2001 nos trasladamos a nuestras instalaciones actuales en el polígono Monzú.

1010677_520700014713206_247866488_n

Esta nueva etapa nos impulsa a querer obtener un reconocimiento oficial a nuestra calidad e iniciamos los trámites para obtener la certificación oficial ISO 9002. Gracias a nuestro control de calidad tanto en los procesos como en la ejecución lo conseguimos y años después adaptamos la certificación a la ISO 9001:2000.

A mediados de los años 2000, en plena expansión económica del país, apostamos por seguir especializándonos y mejorando nuestras herramientas de trabajo. Invertimos en nuestra propia empresa y nuestro crecimiento es continuado, así como los reconocimientos profesionales, convirtiéndonos en instaladores homologados de de láminas sintéticas de EPDM y TPO.

20131107_114323

En 2008, cuando la crisis económica se desencadena, en Arizón&Gracia damos un salto adelante afrontando ésta como una oportunidad para reinventarnos. Aprovechando nuestro expertise previo y haciendo valer nuestro know-how, ampliamos los servicios que ofrecemos, iniciando nuestra andadura como reparadores e instaladores de piscinas y apostando por un sector entonces incipiente y poco desarrollado: el desamiantado.

Estas dos nuevas divisiones de la empresa nos ayudan no solo a navegar en un mar en tormenta, sino a crecer de forma sostenida. Esto no es fruto del oportunismo o la casualidad, es unicamente el resultado de un trabajo excelente, ya que aunque seguimos trabajando con la ilusión de los principiantes ponemos en todos nuestros trabajos nuestra experiencia de años.

Actualmente, la división de desamiantado de Arizón&Gracia es líder en Aragón, gracias a nuestra forma de hacer las cosas: somos la única empresa que cuenta con todas las herramientas especializadas para hacer el trabajo, nuestros profesionales están formados de manera adecuada y cientos de clientes satisfechos que nos avalan. Y en nuestra búsqueda de la excelencia y la calidad nos autoevaluamos con el modelo EFQM. Todo este trabajo nos ha ayudado a trabajar también fuera de nuestras fronteras.

No nos hemos quedado en desarrollo industrial sino que además, creemos que como empresa estamos obligados a contribuir a la mejora de nuestra sociedad y por ello nos hemos convertido en referentes en Aragón en la divulgación de los peligros del amianto, participando en charlas, congresos, formación a profesionales y charlas de concienciación a escolares. Hemos materializado también nuestro compromiso con el medioambiente como patrocinadores y colaboradores del Grupo Ornitológico Oscense, entidad dedicada a la observación y conservación de la fauna aviar de la provincia.

1623756_746772638772608_3754447119652363285_n

Y todos estos años de trabajo duro, búsqueda de la excelencia y compromiso social han cristalizado en un reconocimiento que nos llena de orgullo: el sello RSA que nos reconoce como empresa responsable socialmente.

Pero lo que realmente nos hace sentir orgullosos es que 25 años y miles de clientes después, seguimos en la brecha, creciendo y mejorando cada día y formando una gran familia. Muchas gracias a todos los que lo han hecho posible.

Obra civil: actuación en la Harinera de Tardienta


Como expertos en impermeabilizaciones trabajamos para numerosos clientes en todo Aragón tanto viviendas como edificios oficiales o empresas. La actuación que os vamos a explicar hoy se hizo sobre una de las empresas más importantes de la provincia de Huesca: la Harinera de Tardienta.

La Harinera de Tardienta es una de las empresas más importantes de la provincia y es representativa de uno de los motores económicos tradicionales de Aragón, el cultivo y la explotación del cereal. Situada en el pueblo de Tardienta, una pequeña localidad a pocos kilómetros de Huesca con tradición agrícola de secano desde tiempos de los romanos, es pionera en la fabricación de harinas y sémolas de trigo desde 1954. Desde entonces, ha molturado 10 millones de toneladas de trigo, manteniendo sus instalaciones siempre en la vanguardia de la técnica y situándose como un referente nacional. Con más de 2.000 clientes se calcula que 15 millones de personas consumen o han consumido sus productos. Actualmente da trabajo directo a 60 personas y a muchas más de forma indirecta.

Estas cifras nos dan una idea de la importancia de la empresa y su peso económico. Para mantener este crecimiento, la empresa se ha exigido siempre unos altos niveles de calidad tanto en la elección de las materias primas como en los procesos de fabricación o las instalaciones. Esta exigencia les ha valido numerosos reconocimientos oficiales y sellos de calidad.

Una empresa que tiene tan altos estándares de calidad no puede sino exigir que todos sus proveedores tengan la misma calidad a la hora de efectuar su trabajo. Es por eso que cuando tuvieron que renovar la impermeabilización de la cubierta de su fábrica de Tardienta eligieron a Arizón&Gracia para hacerlo. Nuestra gran experiencia y nuestra alta calidad técnica y ejecutora fue decisiva para encargarnos la intervención.

En una fábrica de harina, en la que se trabaja con materia orgánica en procesos muy controlados en lo que respecta a temperatura y humedad, la impermeabilización de la cubierta debe ser perfecta. Se trataba de la cubierta de uno de los edificios que presentaba algún defecto debido al paso del tiempo y las inclemencias meteorológicas, ya que la zona es de clima continental con contrastes de temperatura muy marcados .

Para este trabajo, una cubierta plana no transitable pero visitable, elegimos láminas de PVC con fibra de poliéster. Esta lámina se coloca sobre un geotextil de polipropileno que evita que las posibles irregularidades pinchen la membrana y necesario instalar una capa separadora. El PVC se fija a la cubierta de forma mecánica  y perimetralmente se instala una banda de perfil colaminado donde se suelda y posteriormente esta banda se sella. Este tipo de membranas impermeabilizantes han evolucionado enormemente durante los últimos años. Se fabrican a partir de un compuesto básico de PVC, al que se le suman aditivos plastificantes y estabilizadores.  El resultado es una resina con la cual se elaboran las membranas flexibles, resistentes a los rayos solares y a la radiación ultravioleta lo que las convierte en una solución óptima para aquellos lugares sometidos a las inclemencias meteorológicas. Además, no son peligrosas para la salud, son más ecológicas que otras soluciones y su flexibilidad permite una aplicación perfecta en aquellos lugares en los que hay elementos constructivos fijos. Se adaptan perfectamente al los espacios dónde tienen que ser colocadas y se garantiza la estanqueidad de la zona tratada.

En Arizón&Gracia sabíamos que era la mejor solución para la Harinera y por ello la elegimos. Además, nuestra gran experiencia como instaladores acreditados, garantizaba que la colocación fuera la adecuada para garantizar un trabajo excelente. Para dar una garantía absoluta, posteriormente a la colocación realizamos nuestras pruebas de estanqueidad, como hacemos siempre.

Ha sido un trabajo planificado y ejecutado a la perfección, respetuoso con el medioambiente en una zona de valor ornitológico, que garantiza además los estándares de perfección de uno de los motores económicos de la zona, lo que nos llena de orgullo.