Mima tu piscina, saldrás ganando


Estamos en plena temporada de piscina y la verdad es un placer poder refrescarse para combatir las altas temperaturas que tenemos en este principio de verano. Además una piscina se convierte en el centro neurálgico de nuestro hogar durante la temporada, siendo el lugar ideal en el que reunirnos en familia o amigos. En Arizon&Gracia nos gusta aconsejaros sobre los mejores cuidados para que la disfrutéis siempre en óptimas condiciones. El año pasado os hablamos de los cuidados y el mantenimiento en estos posts y os invitamos a que volváis a consultarlos. Este año además, queremos hablaros de un accesorio de piscina que es muy útil y quizás no muy conocido: los cobertores de verano.

En nuestros consejos para hacer un buen invernaje, os recomendamos el uso de una buena cubierta para la piscina con el objeto de protegerla y también como medida de seguridad. Los cobertores de verano son diferentes y cumplen funciones distintas.

Los cobertores de verano tienen dos caras: una parte lisa que va hacia fuera hecha con loneta de rafia y otra cara formada por burbujas de polietileno de 400 micras que es la que se coloca sobre el agua. Se colocan flotando, así que a diferencia de los de invierno no sirven como medida de seguridad para evitar caídas indeseadas ni soportan el peso de una persona. Hay que tener en cuenta que este tipo de cobertores están concebidos para ponerlos y quitarlos a diario si es necesario, por eso también son tan ligeros, ya que pesan sobre 540gr por m2 de superficie.

Un cobertor de verano tiene una doble función, por un lado, evita parte de la evaporación nocturna del agua debido al calor y en aquellos lugares donde el contraste entre la temperatura nocturna y diurna es extremo aun en verano, como por ejemplo el pirineo oscense, ayuda a retener la temperatura que ha adquirido el agua tras un día de exposición al sol. De esta manera evitamos esa sensación tan familiar pero desagradable en la que tenemos calor pero el agua de nuestra piscina está demasiado fría como para disfrutarla.

Los cobertores de verano, además, reducen el trabajo de nuestra depuradora ya que mientras está cubierta se evita que puedan llegar hojas o suciedad al agua y el agua se mantiene más pura. Lo que también se traduce en un menor gasto de productos de mantenimiento.

También, en el caso de que vayamos a estar unos días sin utilizarla, nos permite protegerla de los rayos solares, ya que estos cobertores evitan que pase gran parte de estos, evitando que puedan proliferar algas y otros microorganismos y que se evapore parte del agua.

Piscina rehabilitada por A&G

Es posible que aunque valores los beneficios de utilizar un cobertor de verano, te parezca cansado enrollar cada día el cobertor cuando empiezes a usar la piscina y volver a colocarlo nuevamente al atardecer. No debes preocuparte, ya que en Arizón&Gracia suministramos también enrolladores para cobertores, manuales o automáticos, que harán la tarea mucho más fácil y cómoda.

Podemos adaptar nuestros cobertores a la forma y dimensión de tu piscina y en el caso de piscinas de gran formato, como las piscinas de uso público, también podemos colocar enrolladores motorizados de doble pie que resisten esas dimensiones.

Si te has decidido a cuidar mejor tu piscina y a evitar la sensación de agua helada tras la noche, contacta con Arizón&Gracia dónde te informaremos sin compromiso y dónde te daremos un asesoramiento profesional sobre la solución ideal para cubrir tu piscina este verano.

Conocer antes de actuar


El amianto es un peligroso material cuyo uso en la construcción ha sido más que habitual hasta que fue prohibido en 2002. Y como en otras ocasiones os hemos señalado, cualquier edificación hecha anteriormente a 2005 tiene elementos contaminados con amianto casi con total seguridad.

Esta afirmación puede parecer una exageración, pero ya hemos explicado que hay multitud de elementos en la construcción de un edificio susceptibles de contener amianto. Desde las tuberías hasta los maceteros.

En Arizón&Gracia como los mayores especialistas en desamiantado de Aragón, somos muy conscientes de que este material entraña riesgos para la salud. Y aunque su retirada unicamente es obligatoria cuando estos elementos están deteriorados o en caso de reforma, está claro que vivir o trabajar en un edificio libre de amianto es mucho más seguro.

¿Podemos saber a ciencia cierta si nuestro edificio es libre de amianto? Si su construcción es anterior a 2005, no. La única manera que tenemos de estar seguros es mediante un DIAGNÓSTICO PREVIO.

Un diagnóstico previo permite señalar y acotar todos los elementos contaminados por amianto de un edificio. Este diagnóstico debe ser hecho por un técnico altamente especializado y cualificado que identificará en su totalidad los elementos sobre los que habría que intervenir. Una vez realizada la diagnosis, los propietarios podrán valorar la conveniencia de intervenir para retirar el amianto o confinarlo así como la dificultad y el alcance de la intervención. Nosotros siempre aconsejamos realizar la retirada porque el confinamiento implica que el amianto sigue estando en el edificio.

Arizón&Gracia es una de las pocas empresas que ofrecen este servicio, ya que como hemos dicho, es necesaria la intervención de personal técnico muy especializado. Nuestro servicio de diagnosis previa nos permite por una parte acotar de forma específica las actuaciones de desamiantado que realizamos posteriormente y por otra, ofrecer información vital a los propietarios que tienen dudas.

Este servicio, aunque complementario y generalmente previo al de desamiantado, puede ser contratado de forma independiente, para tener el informe que permita tomar a posteriori la decisión de intervenir o no. Este tipo de información puede ser además vital a la hora de valora una propiedad o tomar cualquier decisión sobre ella.

Empresas tan importantes como el Grupo Meliá, el Grupo Gargallo o el Ayuntamiento de Zaragoza ya han confiado en nosotros para esta tarea vital.

Como hemos dicho, si la edificación es anterior a 2005, seguramente tendrá amianto, pero la única manera de salir de dudas es nuestro servicio de diagnóstico previo. Para más información sin compromiso, llámanos al 974 21 82 21 o escríbenos a info@arizonygracia.com