El incendio de Notre Dame y la seguridad en el trabajo


Medio mundo quedó impactado el pasado día 15 de abril contemplando como un gran incendio devoraba la catedral de Notre Dame que fue retrasmitido casi en directo. Aunque las causas concretas aún están por determinar parece claro que el origen del incendio está en los trabajos de restauración que se estaban realizando. Desde Arizón&Gracia insistimos siempre en la seguridad en el trabajo, principalmente por la seguridad de las personas que intervienen en él y también de quienes están cerca de la intervención, pero también por los posibles daños materiales.

En este caso, los daños son incalculables ya que según el primer recuento de daños efectuado por los bomberos, las llamas calcinaron el techo a dos aguas y la estructura de madera de más de mil metros cuadrados de superficie que lo sostenía; la aguja (impactante momento que se pudo contemplar por televisión en todo el mundo) y provocaron indirectamente tres agujeros en la bóveda, el mayor a la altura del crucero. La estructura de piedra calcárea resistió pero es posible que los daños estructurales sean mayores de lo que se cree actualmente.

Aunque exteriormente la mayoría de las catedrales son de piedra, muchas de ellas, como este caso, tienen en su interior una estructura hecha de madera. Además, en muchas de ellas, este tipo de estructuras favorecen la expansión de las llamas.

Por eso, sobre todo cuando se trabaja en edificios de incalculable valor histórico y que por la época en la que fueron construidos tienen muchos elementos inflamables, hay que extremar las precauciones y la seguridad. De momento no hay información sobre la causa exacta, pero en una rehabilitación se emplean muchos elementos susceptibles de causar daños. Por ejemplo, es posible el acopio y la manipulación de materiales combustibles como palés o inflamables como la pintura o disolventes. Y por supuesto, se emplean muchas herramientas. Un cable en mal estado que provoca una sobrecarga, una herramienta de corte que hace saltar una chispa… hay muchas probabilidades de causar daños irreparables.

Como la posibilidad de un incendio en una obra existe, siempre hay que tener un plan de actuación en caso de emergencia.  Estos planes de emergencias deben actualizarse según avanza la obra teniendo en cuenta los riesgos que en cada momento puedan desencadenar una emergencia, los medios humanos y técnicos disponibles para hacer frente a la emergencia, la formación (como marca el art.19 de la Ley 31/95) y organización del personal nombrado como equipo de emergencia, y planos con las vías de evacuación.

En Arizón&Gracia, cuando hemos intervenido en rehabilitaciones en edificios de alto valor patrimonial hemos extremado las medidas de seguridad, para garantizar no únicamente no causar daños si no, una vez solucionado el problema que nos ha llevado a intervenir, dejarlo todo como estaba antes. Porque entendemos que el valor del patrimonio, más allá de que pueda reconstruirse como se hará en el caso de Notre Dame, es incalculable.

En este caso no ha habido que lamentar daños personales, pero podría haber sido peligroso para las personas que participaban en las obras y para las miles de personas que estaban cerca, y eso si que no tiene precio ni reparación. La seguridad en el trabajo no es un juego y como os explicamos a menudo, nos cuesta muchísimo dinero a toda la sociedad además de sufrimientos innecesarios.

Desde Arizón&Gracia queremos hacer un llamamiento a todas las empresas y trabajadores: acabemos con los accidentes de trabajo. Por el bien de toda la sociedad.

25 aniversario de la Fundación Laboral de la Construcción


La Fundación Laboral de la Construcción celebró el pasado miércoles 10 de abril su 25 aniversario en Aragón y desde Arizón&Gracia no podíamos faltar. De la misma manera que para nosotros la seguridad, la autoexigencia y la formación continuada son parte de nuestro ADN empresarial, la FLC lleva 25 años trabajando en Aragón y alguno más en el resto del país, para facilitar a empresas y trabajadores los recursos que hagan posible que el sector de de la construcción sea cada vez más seguro y más profesionalizado para garantizar su futuro.

La FLC nació de la unión de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), CCOO de Construcción y Servicios y la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT (UGT-FICA), reuniendo de esta manera en una entidad sin ánimo de lucro a varios de los stakeholders más importantes del sector. Actualmente es la entidad de referencia del sector que trabaja por la mejora y pervivencia del sector. Así, trabajan en la prevención de riesgos laborales, la formación en nuevas tecnologías, la cualificación técnica de los trabajadores y la innovación en sistemas y materiales.

Sus centros de formación son una referencia y una garantía de alto nivel. Unicamente en Aragón la FLC forma a más de 3500 trabajadores al año en sus centros, y precisamente en uno de ellos, el Centro de Formación de Villanueva de Gállego, ha tenido lugar el acto de celebración del 25 aniversario de la fundación.

Acto del 25 aniversario de la FLC Aragón. Imagen vía https://aragon.fundacionlaboral.org/

Al acto asistió la directora general de Trabajo del Gobierno de Aragón, María Soledad de la Puente Sánchez, que estuvo acompañada por el presidente de la Fundación Laboral de la Construcción de Aragón, Pablo Ruiz de Temiño Bueno, sus vicepresidentes, Fernando Baraza Romeo y José Juan Arcéiz Villacampa, además del gerente territorial, Vicente Pedro Lafuente Pastor y otros representantes nacionales de estas entidades.

En el evento, los diferentes representantes recordaron por una parte la trayectoria de la fundación pero también hubo una mirada al presente y al futuro del sector. Así, por una parte se destacó la necesidad de atraer al sector el talento femenino, que constituye actualmente el 10% del sector (cuatro puntos más que antes de la crisis) y por otra el presidente de la FLC en Aragón, destacó que el presente y el futuro del sector pasa por la metodología BIM, y apostó por la formación de los trabajadores en nuevas tecnologías de la construcción.

Imagen de la visita a los talleres de formación. Imagen vía https://aragon.fundacionlaboral.org/

El acto incluyó una parada en los talleres de prácticas en oficios de la construcción que se están impartiendo en el Centro, correspondientes a Formación Profesional reglada y certificados de profesionalidad, subvencionados por el Gobierno de Aragón en el que pudimos comprobar el excelente trabajo de la FLC que cuenta con unos extraordinarios índices de ocupación de su alumnado.

Todas las empresas del sector de la construcción somos responsables de que el sector recupere la pujanza de antes de la crisis, y en un escenario cambiante que ha sufrido cambios estructurales y coyunturales, la mejor manera de hacerlo es apostar por la seguridad, la exigencia y la formación continua. Es el leit motiv de Arizón&Gracia y también el de la FLC, entidad a la que felicitamos por sus 25 de extraordinaria labor en Aragón.

 

Eliminar el amianto, una labor de todos


Aunque el uso del amianto está prohibido desde 2002 en España, convivimos con múltiples elementos contaminados. Para erradicarlo totalmente es necesaria la colaboración de las instituciones para identificarlo.

Por eso, el Gobierno de Aragón, a través del Consejo Aragonés de Salud Laboral (CASSL), el órgano consultivo para la mejora de la seguridad y salud laboral, ha iniciado una campaña en la que a través de cartas dirigidas a los Ayuntamientos de municipios de más de 2000 habitantes se trata de impulsar la eliminación de elementos contaminados con amianto. En dichas cartas la Dirección General de Trabajo del Gobierno de Aragón solicitaba a los ayuntamientos que remitiesen las relaciones de edificios e instalaciones municipales que pudieran contener amianto en sus elementos constructivo.

Esta campaña se ha llevado a cabo en diferentes ejercicios y según ha comentado Soledad de la Puente, Directora General de Trabajo del Gobierno de Aragón, “se ha conseguido identificar la presencia de amianto en las instalaciones municipales, así como concienciarlos de los riesgos derivados de la exposición a este material por los trabajadores que intervengan en su retirada y la necesidad de adoptar las medidas preventivas necesarias en su manipulación de acuerdo con la legislación vigente”.

ArizonyGracia quitando amianto

La eliminación de amianto es una tarea compleja que debe llevarse a cabo por profesionales especializados.

La respuesta ha sido positiva ya que se han identificado con mayor o menor detalle las edificaciones de propiedad municipal en los que hay amianto. En la mayoría de los casos, los elementos contaminados que se han identificados son cubiertas de fibrocemento (o Uralita), tuberías y depósitos de abastecimiento y saneamiento de agua, conductos de salida de humo y jardineras. Estos elementos suelen ser los “sospechosos habituales” pero como podéis ver en otros artículos que hemos publicado, el amianto puede estar en muchos más sitios de lo que nos imaginamos.

quitar cubierta uralita

Detalle de nuestras intervenciones sobre elementos contaminados por amianto

El impulso de las instituciones para concienciar de la necesidad de eliminar el amianto antes de 2040, fecha en la que según normativa europea, no puede quedar ni un solo elemento contaminado, es muy importante pero no puede ser el único. Por eso, nos alegra comprobar como otros agentes sociales empiezan a organizarse para concienciar a toda la sociedad de la necesidad de eliminarlo.

Así, la Fundación Ibercivis, Comisiones Obreras Aragón y Gobierno de Aragón han formado la plataforma STOP AMIANTO. El objetivo de la plataforma es localizar los focos de amianto existentes y elaborar con ellos un mapa que contribuya a su correcto tratamiento y retirada. En este caso, los ciudadanos pueden participar en la plataforma identificando espacios, zonas o edificios afectados por el amianto y utilizar la plataforma para reportarlos.

Poder tener un mapa completo de localizaciones afectadas por amianto puede ayudar a planificar la retirada e incluso bajar el coste de la retirada al poder hacerse de forma conjunta. Asimismo, servirá para concienciarnos sobre la presencia real del amianto en nuestra vida, un material que está prohibido por su peligrosidad. Para ello la plataforma cuenta con dos herramientas: una aplicación para smartphone para que los ciudadanos puedan reportar dónde hay amianto y un mapa web en la plataforma OpenStreetMap en el que los ciudadanos pueden localizar áreas afectadas por el amianto

También, en febrero de 2019 se constituyó la Asociación de Afectados por el Amianto en Aragón (A4), que agrupa a todas las víctimas del amianto y sus familiares, tanto los que han sido reconocidos como afectados como los que luchan por ello.

Desde Arizón&Gracia, como los líderes aragoneses en gestión integral del amianto, nos sentimos satisfechos de que cada vez más agentes sociales promuevan la retirada segura y en condiciones de este material que provoca graves afecciones de salud. El amianto es un problema de salud pública que nos afecta a todos y como tal, es necesaria la implicación de todos. Si necesitas más información sobre el amianto y su retirada legal, ponte en contacto sin compromiso con nosotros en info@arizonygracia.com