¡Ay, la piscina!


Esta primavera ha sido poco usual, hemos tenido temperaturas demasiado suaves al principio de la estación, bajas en las últimas semanas y de forma repentina ha llegado una ola de calor con temperaturas más propias del verano. Estas variaciones climatológicas hacen que no acabemos de centrarnos en la fecha en la que estamos y cuando queremos darnos cuenta estamos en junio y con mucho calor.

Es en ese momento cuando más nos apetece iniciar la temporada de piscina, pero si no hemos tenido cuidado de ella durante todo el año, quizás nos llevemos una sorpresa desagradable. Si nuestra piscina tiene el vaso de hormigón puede que el paso de los años y las diferencias de temperaturas hayan creado grietas causando filtraciones. O quizás no hemos mantenido la depuradora durante el año y ahora no funciona correctamente. ¿Y el agua? ¿Hemos mantenido el agua en buen estado para evitar tener que vaciarla, limpiar el fondo y volverla a llenar?

Aunque una piscina siempre puede sufrir algún desperfecto es más probable que esto ocurra si no la hemos cuidado durante el invierno y que nos impida usarla ahora mismo. En Arizón&Gracia somos especialistas en construcción y reparación de piscinas, y siempre recomendamos que nos llaméis con antelación si detectáis problemas en vuestras piscinas. De lo contrario puede ocurrir que no podamos atender vuestro encargo con la rapidez acostumbrada o incluso que no podamos aceptarlo por una cuestión de agenda.

Somos muy exigentes con nuestro trabajo y por eso no podemos aceptar aquellos encargos a los que no podamos dedicarles el tiempo necesario. En Arizón&Gracia nos encantan las piscinas y por eso sabemos que a la hora de repararlas no se pueden hacer chapuzas ni correr. Lo adecuado es efectuar las intervenciones fuera de temporada para garantizarnos que esté lista cuando queramos usarla.

Aunque quizás este texto ya llegue un poco tarde si es tu caso y tienes problemas en tu piscina, os recordamos los consejos que damos respecto al mantenimiento de la misma:

Fuera de temporada:

  • Mantén la temperatura del agua por debajo de 15º
  • Limpia bien los skimmers
  • Usa productos específicos y baja el nivel del agua si hace mucho frío
  • Pon en marcha la depuradora cada día 20 minutos
  • Cúbrela con una lona especial para piscinas

Antes de volver a usarla:

  • Elimina las manchas en el liner
  • Limpia el fondo y las paredes
  • Limpia el agua con productos específicos como floculantes y alguicidas
  • Comprueba el PH y el cloro
  • Limpia la superficie
  • Aporta el agua que falta

Como mantenimiento:

  • Mantén limpia la superficie
  • Analiza el nivel del PH y el cloro
  • Aporta agua si se ha evaporado

Si seguís nuestros consejos la piscina estará en condiciones óptimas cuando haya que volver a usarla. Y si lo que pasa es que simplemente vuestra piscina ha quedado anticuada y queréis modernizarla no os preocupéis, disfrutad de ella esta temporada y cuando acabéis de utilizarla, llamadnos y os enseñaremos la amplia gama de accesorios y colores de liner que disponemos. No dejéis de ver los ejemplos de lo que somos capaces de hacer, como dijimos una vez: si puedes imaginarla, podemos hacerla.

Y si necesitáis más información acerca de los cuidados de las piscinas, podéis consultar nuestros post en los que os hablamos con más detalles del mantenimiento de las piscinas. O si preferís que nosotros nos encarguemos del mantenimiento, poneos en contacto con nosotros en info@arizonygracia.com

Pero sobre todo, no la descuidéis ni os olvidéis de ella, porque que quizás os tengáis que quedar sin disfrutar de ella buena parte del verano.