Distintas superficies, distintas soluciones


Esta semana volvemos a hablaros de la importancia de elegir la solución más adecuada para impermeabilizar según el lugar dónde se vaya a intervenir. En el mercado hay multitud de materiales y los fabricantes tienen a su vez una amplia gama de láminas. Esto no es una cuestión baladí, cada producto tiene su aplicación específica y elegir el más adecuado es asegurar su eficacia al máximo.

Por eso es tan importante que la empresa que elijáis para impermeabilizar sea de verdad especialista. En Arizón&Gracia lo somos y por eso podemos elegir el material más adecuado para cada intervención y además, colocarlo con garantías ya que nuestro personal está formado de forma específica.

Esta semana os dejamos dos ejemplos muy diferentes del anterior y también muy diferentes entre sí que nos ayudan a explicar cuan distintas son las necesidades de cada trabajo y por ende las soluciones a aplicar.

En primer lugar os enseñamos una intervención en la terraza de un ático de un edificio de viviendas con pocos años de vida en Huesca. Es una terraza de uso privativo, es decir, la terraza del propio ático en la cual sus habitantes hacen vida a diario. Por eso decidimos que lo mejor era colocar una lámina de polietileno con un dibujo cuadriculado en relieve con forma de cola de milano. y recubierta en su reverso por un geotextil. Sobre la lámina se tiene que colocar un revestimiento cerámico y esta lámina impermeabilizante, con sus característicos huecos cuadrados y el geotextil del reverso, compensa la presión de vapor en el caso de aparezca humedad en el soporte además de neutralizar las tensiones que se producen entre el soporte y el revestimiento cerámico derivadas de los movimientos diferentes. Después, colocamos el revestimiento cerámico y como siempre, hicimos nuestras pruebas de estanqueidad para garantizar a nuestro cliente la calidad de nuestra intervención.

En segundo lugar, os explicamos una intervención muy distinta. Se trata de otro edificio de viviendas en Huesca, pero en este caso, la edificación tiene más de 40 años. Su problema se localizaba en la canalera de la cubierta del mismo. Una cubierta inclinada no transitable que estaba recubierta con tejas. Para solucionar los problemas de filtraciones que habían aparecido debido al paso de los años, elegimos en este caso utilizar tela asfáltica que proporciona una gran resistencia a la intemperie y a los cambios bruscos de temperatura. También intervenimos sobre las tejas, ya que al estar fabricadas en materiales porosos, es más que probable que en un momento dado absorban la humedad o incluso lleguen a filtrar el agua y puedan romperse debido a los cambios de temperatura. Y finalmente sobre la canalera retirando el canalón antiguo y sustituyéndolo por uno nuevo como se puede apreciar en las fotografías.

 

 

Como habéis visto, en cuestión de impermeabilización no hay dos trabajos iguales, sino que dependen de varios factores como la ubicación en la edificación de la superficie que impermeabilizar, el uso de la misma, los elementos que haya y también el lugar dónde esté la construcción. Todos los materiales del mercado ofrecen unos estándares pero a su vez, ofrecen prestaciones específicas que los hacen más eficaces en unas soluciones u otras. Quien ofrece las mismas soluciones para todos los trabajos no puede garantizar un trabajo de calidad. Por eso, elige siempre a profesionales como Arizón&Gracia que conocemos perfectamente los materiales y sabemos cuál es el más adecuado para cada intervención.