Grandes proyectos de Arizón&Gracia: el nuevo Hotel Meliá Zaragoza (II)


Hace unos meses os explicamos parte de uno de los proyectos más importantes que tenemos entre manos: la reforma del Hotel Meliá Zaragoza. El ese post os explicamos el proyecto en general y el novedoso concepto híbrido entre uso hotelero y residencial que resultará cuando esté totalmente terminado a finales de 2019.

En este post queremos explicaros nuestra intervención, que ha sido integral y que hemos ejecutado en varias fases. Ya os explicamos entonces que en este proyecto, todas las empresas implicadas usamos las últimas técnicas y materiales para conseguir que el edificio sea energéticamente eficiente, sostenible y seguro.

Al trabajar sobre un edificio construido décadas atrás, estaba claro que se encontrarían MCA (Material Contaminado por Amianto) y que su retirada precisaba de la intervención de la empresa líder en Aragón en gestión del amianto: Arizón&Gracia.

Nuestra intervención en este proyecto ha sido global. Es decir, primero nos encargamos de hacer el diagnóstico previo. Un servicio muy especializado, que pocas empresas pueden prestar, en el que nos encargamos de localizar dónde y en qué estado se encuentran los MCA del edificio. Esto permite establecer un plan de trabajo exhaustivo que evita sorpresas posteriores mientras se hace la reforma y que es clave para el diseño de un proyecto tan grande en el que varias empresas deben trabajar juntas. Poder establecer dónde y cómo se ha de intervenir, hace que los plazos de trabajo se puedan ajustar mucho mejor y se eviten aplazamientos por MCA y desviaciones del presupuesto por esta causa.

Después de hacer este diagnóstico, presentamos nuestro plan de trabajo en el que lo primero que debíamos hacer era una limpieza inicial de unas salas que presentaban contaminación ambiental por amianto. La contaminación ambiental es un problema común a muchos edificios que, en su momento y en aras de reducir el coste energético de su ventilación, cada vez eran más herméticos y reciclaban el aire de su interior. Si en el edificio hay MCA es posible que en algunos lugares se encuentren partículas contaminadas en suspensión. En este caso, nuestra intervención se centró en estas salas que localizamos durante nuestro diagnóstico previo y que estaban clausuradas para el resto del personal de obra.

Con posterioridad, procedimos al desamiantado propiamente dicho. En este caso, tuvimos que encargarnos de eliminar el aislamiento ignífugo del edificio. El amianto es un material con propiedades ignífugas y durante años se utilizó como parte de los materiales de protección de incendios. Hoy en día, estos materiales ya no tienen amianto, pero entonces se utilizaba sobre todo en edificios de estructura metálica. El problema principal en este caso es que se utilizaba proyectando el material en sobre la estructura metálica del mismo, y como ya os hemos explicado, las partículas de fibrocemento con una simple vibración o roce del viento se desprenden con facilidad en el aire.

Es lo que conocemos como amianto friable y su retirada es más especializada todavía,  ya que se ha de garantizar que no hay partículas en suspensión cuando se manipula mediante un confinamiento dinámico para que el aire de la zona intervenida queda totalmente libre de fibras. Si queréis conocer más sobre como eliminamos el amianto friable, podéis leerlo aquí.

Y no sólo en el aislamiento, sino que también intervenimos en la retirada de los colectores que eran de fibrocemento como en casi la totalidad de edificios construidos antes de 2004.

Otra parte de nuestra intervención se está centrando en la chimenea exterior en la que encontramos MCA friable y no friable. Por una parte los materiales de aislamiento y por otra parte el panelado exterior.

Este proyecto es un ejemplo claro del uso del amianto durante décadas, ya que al no conocerse su peligrosidad, se consideró un “supermaterial” sobre todo tras las guerras mundiales y durante la crisis de los 70, y también un gran ejemplo de la responsabilidad de los propietarios que han decidido encarar la remodelación con todas las garantías para conseguir un nuevo edificio más sostenible y más seguro.

La contratación de nuestro servicio integral, desde el diagnóstico hasta la retirada del MCA, permitió trabajar al resto de las empresas intervinientes en un entorno mucho más seguro y sobre todo, ayudó a definir un proyecto grande en el que había muchos profesionales y en el que la coordinación y el control de los tiempos es vital para evitar en la medida de lo posible retrasos.

Así, estamos muy orgullosos de nuestra intervención y agradecemos nuevamente al Grupo Meliá Resorts Internacional su confianza al elegirnos para este proyecto que nos reafirma como los mayores especialistas en amianto de Aragón.