Haciendo balance


Ya se acaba 2018 y llega el momento de hacer balance de lo acontecido a lo largo de este año y de renovar energías para encarar 2019, que esperamos que sea aún mejor.

En Arizón&Gracia nos gusta hacerlo además reuniéndonos en un ambiente distendido que nos permite estrechar aún más los lazos entre nosotros. Estos lazos son parte de nuestro éxito empresarial, puesto que el trabajo en equipo es uno de los pilares fundamentales para la excelencia laboral.

Creemos en ello firmemente ya que el trabajo en equipo permite la creación de sinergias entre los distintos individuos que formamos la empresa, y eso suma las habilidades individuales. Además, el ser un equipo convierte a la empresa en una estructura mucho más flexible y abierta a conocer diferentes puntos de vista, en la que cada uno asume sus responsabilidades y en la que las relaciones sociales entre los miembros del equipo se refuerzan, generando empatía entre todos.

Tener un gran equipo es muy importante, ya que es mucho más fácil aprovechar los puntos fuertes de cada uno de los integrantes y además, la empatía genera una lealtad para con el grupo que hace que podamos adaptarnos a los vaivenes del mercado para continuar siendo líderes. Siendo un equipo somos más fuertes, somos mejores. Como dijo Rudyard Kipling: La fuerza de la manada es el lobo, y la fuerza del lobo es la manada.

Y nosotros estamos muy orgullosos de nuestro equipo, que está formado por grandes profesionales altamente especializados y sobre todo por grandes personas que cada día se esfuerzan en mejorar y hacer del trabajo bien hecho la marca de la casa .Y así hemos sumado más de 25 años, siendo líderes pero mejorando cada año y por eso esperamos que en 2019 nuestro trabajo sea todavía mejor.

Y con esta simpática imagen de nuestro equipo, tomada en nuestra cena de navidad, os deseamos un gran 2019 a clientes, proveedores y amigos. ¡Vosotros también formáis parte de nuestro equipo!