Las fuertes lluvias provocan daños en las carreteras altoaragonesas


Este inicio de primavera está siendo especialmente lluvioso en la provincia de Huesca y este exceso de precipitaciones ha causado graves incidencias en nuestra red de carreteras. En Arizón&Gracia somos conscientes de los problemas que estas pueden acarrear para toda la provincia.

El pasado jueves de madrugada los técnicos de Conservación del Ministerio de Fomento detectaron una pequeña grieta en el Alto del Monrepós de la nacional 330 que une la capital oscense con el Alto Gállego y que es la vía principal de acceso también a la comarca de la Jacetania.

Imagen de El Periódico de Aragón

Esta pequeña grieta en uno de los desvíos provisionales acondicionados para el paso de vehículos mientras se ultiman los tramos de la autovía se convirtió 9 horas después en un gran socavón producido por el deslizamiento del terreno.

Imagen 20 minutos

Este grave incidente, que afortunadamente no provocó ningún daño personal, ha provocado el cierre de esta carretera desde el viernes. Esta carretera, como hemos dicho anteriormente es vital en las comunicaciones de la provincia, así que el tráfico fue desviado a la A-132.

Imagen de Jacetania Express

Esta carretera, que une la capital oscense con Pamplona a través de Puente la Reina, tiene un indudable valor paisajístico pero es estrecha, mal acondicionada y hay que atravesar puntos en los que la velocidad es muy reducida. Además del puerto de Santa Bárbara, hay que destacar el Puente de la Peña que no tiene capacidad para que dos vehículos pesados se crucen. El aumento de tráfico y las condiciones de la carretera hacen que se incremente la duración del trayecto considerablemente.

Imagen de Radio Huesca

Además, la orografía de la zona provocó que la madrugada del domingo, un desprendimiento a la altura del kilómetro 42, a unos cuatro de la localidad de Murillo de Gállego en dirección hacia Jaca, muy cerca ya del puente de hierro del pantano de La Peña. Este desprendimiento obligó a cortar la carretera por hasta las 9 de la mañana, cuando se abrió un paso alternativo. Se procedió a solventar esta incidencia con celeridad y a las 16:15 del domingo quedó abierta en las dos direcciones. No obstante se ha establecido una limitación de 40km/h y hay un aviso por firme deslizante.

Desde la DGA, avisan de que se está estudiando si técnicamente será posible mantenerla así o habrá que optar por el paso alternativo para garantizar la seguridad. Así, el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, ha asegurado que se va a reforzar la seguridad en el tramo de la A-132, porque no se puede descartar que vuelvan a suceder incidentes  similares.

En este caso, el paso alternativo para llegar a gran parte del pirineo aragonés es a través de la A-22 hasta Barbastro, después por la A-138 hasta Ainsa y por la N-260 hasta Yebra de Basa-Fiscal. Este paso alternativo obliga a hacer un gran rodeo que convierte un viaje de unos 50 minutos en uno de más de dos horas.

Y además del aumento en el recorrido (también en el caso de la ruta por la A-132) se desplaza un gran volumen de tráfico, sobre todo de vehículos pesados, hacia carreteras que no están diseñadas para ello y en las que incluso estaba prohibido el tráfico de estos vehículos, con los problemas de seguridad que esto puede acarrear.

Estas circunstancias excepcionales han hecho que Fomento haya comenzado sin dilación las obras de construcción de un paso provisional en la carretera de Monrepós que permita restablecer en breve plazo de tiempo la circulación. Este domingo comenzaban las labores de excavación de la ladera que actuará como desvío en el lado este de la N-330, en una cota superior al tramo afectado por los deslizamientos de tierra y que se ha comprobado que es un terreno firme y estable.

El objetivo es acondicionar una plataforma de dos carriles de 3,25 metros, con arcenes de 0,50 metros que permitirán la circulación en doble sentido de tráfico, incluso de vehículos pesados, hasta la solución definitiva del deslizamiento que podría prolongarse durante varios meses.

De esta manera se intenta solventar el grave problema de movilidad que afecta a nuestra provincia actualmente , ya que los efectos de las lluvias han llevado a la DPH a solicitar la declaración de zona catastrófica para la provincia.

Aunque las instituciones están poniendo todos los recursos disponibles para superar estas afecciones, desde Arizón&Gracia os pedimos precaución al circular y consultar siempre el estado de las carreteras y sus posibles afecciones en la página de tráfico.

También esperamos que se solucionen estas alteraciones lo antes posible ya que esta situación afecta al transporte de mercancías, a la industria y el turismo que tan importantes son para nuestra economía y a la vida diaria de todos los habitantes de las comarcas afectadas.