Una piscina como nueva con Arizón & Gracia


Las piscinas son elementos arquitectónicos que exigen un mantenimiento adecuado para garantizar su conservación. Aunque actualmente, con los nuevos materiales y la profesionalización del sector, se construyen piscinas cada vez más duraderas y resistentes aquellas que ya tienen unos años suelen presentar deficiencias estructurales y estéticamente están desactualizadas.

Cuando una piscina tiene filtraciones u otros defectos estructurales de importancia que obligan a su reparación es el momento de plantearse una rehabilitación a conciencia que actualice su diseño y mejore la instalación en general.

Los fallos en la impermeabilización del vaso son comunes en las piscinas construidas hace años. Son defectos graves que obligan a una intervención integral, hecha por especialistas. Ya sabéis de la experiencia en impermeabilización de Arizón & Gracia y numerosos clientes nos contratan para hacer reparaciones en sus piscinas.

Ya que reparar el vaso de la piscina exige el vaciado total de la misma y es una obra de cierta envergadura, muchos de nuestros clientes aprovechan la ocasión para rehabilitar la piscina. Los materiales constructivos, la maquinaria y los accesorios han evolucionado de una manera espectacular en los últimos años, lo que hace que la rehabilitación no sea únicamente una mejora estética.

Este es el caso de una rehabilitación integral que hemos hecho en Peñaflor, Zaragoza. La piscina original presentaba deficiencias en el soporte y tenía filtraciones. Para repararla en Arizón & Gracia utilizamos una lámina de PVC que garantiza la estanqueidad del vaso y proporciona además un tacto muy agradable del interior de la piscina. Para colocarla, tuvimos que proceder a la demolición de la piedra de coronación de la piscina y a desinstalar los accesorios como skimers, cabezales de impulsión y sumideros. Estos accesorios debían ser sustituidos por otros compatibles con la lámina de PVC, que además eran mucho más eficientes con respecto a los anteriores.

IMG-20160713-WA0019

Una de las cosas que nos diferencia a Arizón & Gracia como rehabilitadores de piscinas es que contamos con personal técnico especializado que nos permite asesorar y proyectar mejoras estéticas y constructivas más allá de las mejoras meramente técnicas. Así, desarrollamos un proyecto que incluía la elevación de la cota del fondo y la creación de tres zonas bien diferenciadas de profundidad. En una de las esquinas incluimos una “escalera romana” de forma semicircular que mejoraba la accesibilidad a la piscina y creaba un efecto muy agradable. En los escalones se colocaron parches antideslizantes para mejorar la seguridad. El uso de la lámina de PVC para el revestimiento de la piscina, además de garantizar la estanqueidad tiene como ventaja su amplia gama de colores que nos permite crear espectaculares fondos, y en este caso se eligió el color azul cielo que proporciona una gran luminosidad.

Por último, la piedra de coronación que hubo que sustituir, se eligió en tonos amarillentos que servía de transición entre el azul del vaso y el verde del cesped circundante integrando perfectamente la piscina en su entorno.

IMG-20160713-WA0022

Detalle del pavimento antideslizante de la escalera

Al terminar la obra, procedimos al llenado de la misma y quedó lista para el disfrute de sus propietarios, que es lo que más nos satisface en Arizón & Gracia.